Mandarina, kilo

kilo $30.00 /kg

Cultivado por pequeños productores en los Municipios de Ahualulco del Sonido y Mexquitic de Carmona, San Luis Potosí.
Ejidos: Mexquitic, Las Moras, Corte Segundo y De la Cruz.

Los pedidos se surten con un 90% de precisión ya que se trata de agricultura no industrializada, agradecemos su comprensión.

Producto fresco, únicamente sobre pedido:
Cierre: Miércoles de cada semana.
Entrega: Sábado de cada semana.

Limpiar

Descripción

La mandarina es buena fuente de vitamina C, A y flavonoides, todos potentes antioxidantes.
Es buena fuente de ácido fólico, vitamina fundamental durante el embarazo.
Hay múltiples variedades que cambian en color, grosor de la cáscara y sabor.

¿Qué es la mandarina?

La mandarina es el fruto del árbol mandarino (citrus reticulata), perteneciente a la familia de las rutáceas, misma que el naranjo. Al fruto se le conoce como hesperidio, que se caracteriza por conformarse de vesículas o gajos rellenos de jugo. En general, los cítricos proceden de Oriente (China e India), desde donde se extendieron al mundo. Se cree que el conquistador español Bernal Díaz del Castillo introdujo dicha fruta en México en el año 1518 por Tonalá, Veracruz.

Las diversas variedades de mandarina se dividen en:
Clementinas: de color naranja intenso, forma esférica aplanada, suelen carecer de semillas, se pelan con facilidad y tienen muy buen sabor.
Híbridos: color naranja rojizo atractivo, la pulpa contiene bastante jugo, en este caso la corteza está muy adherida a la pulpa.
Satsuma: es originaria de Japón, de color amarillo naranja, la corteza es gruesa y rugosa, y la pulpa tiene un sabor más suave.

Actualmente, los estados que producen mandarina en México son: Veracruz, Puebla, Yucatán, Jalisco, San Luis Potosí, Nuevo León y Michoacán.

¿Qué nutrimentos y beneficios te aporta?

Además de su rico sabor, la mandarina es rica en vitaminas y minerales, así como en fitoquímicos. Además, por su alto contenido en agua es baja en calorías.

Contiene menos vitamina C que la naranja, pero no deja de ser una buena fuente de esta vitamina que sirve como antioxidante y para la salud de nuestros tejidos, incluyendo nuestra piel y el aparato respiratorio. Además contiene vitamina A que también funciona como antioxidante. También es buena fuente de ácido fólico, vitamina fundamental durante el embarazo. La vitamina C también mejora la absorción de hierro, necesaria en este periodo por lo que se recomienda combinarla o consumirla al mismo tiempo que alimentos ricos en hierro como hojas verdes. La mandarina también es fuente de flavonoides, especialmente la tangeretina y la hersperidina que tienen propiedades antioxidantes, entre otras probables funciones. Éstas se encuentran en las partes blancas que rodean el gajo, por lo que se recomienda consumirlos.
Las propiedades generales de la mandarina le brindan una capacidad anticancerígena importante, sin embargo es importante mencionar que uno de sus componentes se contraindica cuando la persona ya padece cáncer y recibe tratamiento con un medicamento llamado tamoxifen.

Si se consume más de una es buena fuente de calcio, necesario para la salud de los huesos. Por su contenido de fibra y agua generan una sensación de saciedad, además de ser de fácil digestión, por lo que funciona bien como colación entre comidas.

¿Cómo se recomienda consumirlo?

Como casi cualquier fruto, lo ideal es consumir la mandarina entera, gajo a gajo, para aprovechar al máximo la fibra y nutrimentos que nos ofrece. El jugo de mandarina es muy popular, pero hay que tener en cuenta que no se están aprovechando los beneficios al máximo y puede llegar a exceder la cantidad de calorías, cuando se trata de jugos muy grandes (250 ml). La recomendación es que se consuma menos de un vaso de jugo y preferir la fruta entera, aprovechando la facilidad con la que se puede consumir.

Información de: El poder del consumidor.org

Información adicional

Peso N/D
Cantidad

Medio, Kilo